Inicios

El proyecto Vivienda de Inserción Socio-laboral se creo en el año 2011 para ofrecer a los jóvenes un recurso específico que facilite la transición a la incorporación de la vida adulta.

Inició su actividad el 28 de enero de 2012, con la incorporación del primer joven.


Fundamentos

Este proyecto va dirigido a jóvenes mayores de 18 años (principalmente extutelados), ya que podríamos definir este momento como la frontera que abre ventanas a un futuro incierto en el que son considerados “mayores de edad” y desprotegidos de cualquier apoyo de la Administración Pública que puede llevarles a una realidad familiar y social difícil, desprovista de los recursos necesarios para afrontar las dificultades del día a día.

Ante esta problemática, Fundación Senda quiere plantear una posible alternativa, proporcionando recursos y apoyo, a aquellos que quieran continuar sus estudios o tengan intención de entrar en el mundo laboral.

El afecto, la confianza y el respeto mutuo son fundamentales para el desarrollo del grupo y el funcionamiento interno.


Ambito territorial

El ámbito territorial del proyecto se limita a Córdoba y provincia.


Objetivos

La estructura y régimen de vida dentro del piso se encamina, con los objetivos propuestos, hacia conseguir de los jóvenes una “autonomía personal, desarrollo de la responsabilidad y una integración social”

  • Ofrecer a estos jóvenes un recurso específico que facilite la transición desde la salida de la Casa de Familia u otros centros a la incorporación a la vida adulta.
  • Impulsar el desarrollo integral del joven, creando y potenciando un ambiente favorable de convivencia.
  • Seguir motivando y apoyando a los jóvenes para que tomen conciencia de su situación y tomen parte activa en su proceso de inserción, para que los caminos para seguir estudiando o para la búsqueda de trabajo, no se cierren.
  • Completar el proceso de maduración, incentivando su autoestima, socialización y responsabilidad, para una mejor adaptación al entorno social o laboral.
  • Crear hábitos de responsabilidad hacia las tareas domésticas, estimular y potenciar aptitudes y habilidades de los jóvenes en la vida cotidiana.
  • Participar de forma activa en la toma de decisiones que incidan en el funcionamiento interno y la convivencia, para crear un clima de confianza y comunicación.
  • Propiciar condiciones para mantener y mejorar los vínculos con sus familias, siempre que sea favorable para el joven.

Destinatarios

Jóvenes mayores de 16/18 años sin recursos para continuar su formación académica o búsqueda de trabajo.


Criterios de Selección

  • Estar matriculados (o en trámite de hacerlo) en centros educativos, presentando documentos que lo acrediten.
  • Plena disponibilidad para su incorporación al mundo laboral, con actitud de búsqueda activa y permanente.
  • Opción libre por parte de los jóvenes a vivir en el piso.
  • Presentar permiso de residencia vigente.

Criterios de Admisión

  • Recabar información del centro de procedencia.
  • Solicitud escrita por parte del posible residente.
  • Aceptar y cumplir las normas de convivencia y funcionamiento interno.
  • Firmar la aceptación de dichas normas.
  • Informe favorable del patronato de la Fundación.

Protocolo de bienvenida

  • Los jóvenes serán recibidos por algún/os miembros del Patronato y por el/la coordinador/a del proyecto del piso.
  • Conocerán la vivienda indicándoles los espacios individuales y las zonas comunes, insistiéndoles en el respeto a las personas y las cosas.
  • Disponibilidad por parte del coordinado/a y miembros de patronato en el acompañamiento de este proceso.

Intervención educativa

Partiendo de los informes recibidos, se confeccionará un Programa de Atención Individualizada (PAI), que permita valorar la evolución general de cada joven, analizando, junto con ellos, los aciertos y los fallos promoviendo, conjuntamente con el/la coordinado/a , las actuaciones correctoras adecuadas.
Se tendrán en cuenta las expectativas de los jóvenes y sus necesidades.


Perfil y función del coordinador del proyecto

La coordinación y armonización de la convivencia interna, el seguimiento y evaluación de las tareas y trabajos de cada residente tanto en el aspecto académico o laboral, si así fuese necesario, depende, en gran parte, de la calidad y competencia de la persona responsable.

La categoría profesional del coordinador es licenciatura en psicología. Entre sus funciones se contempla realizar el seguimiento de los jóvenes a lo largo de su estancia en el piso mediante los instrumentos y técnicas que se elaboren a tal finalidad.

Debe velar, en la distancia, por el cumplimiento de las responsabilidades de los jóvenes.
Informar al patronato de la evolución de los residentes. La periodicidad será propuesta por el patronato.

Se contempla la posibilidad de colaboración del voluntariado, cuyo perfil lo determinará el patronato.

Ubicación de la vivienda

Esta experiencia se pone en marcha en un piso ubicado en el centro de Córdoba que consta de una pequeña entrada, cuatro habitaciones, salón, cocina y dos cuartos de baño.


Recursos

Los recursos necesarios para la puesta en marcha del proyecto en Córdoba son fundamentalmente: vivienda, humanos, materiales y económicos.

Vivienda
Ante la imposibilidad de tener una propia nos hemos visto en la necesidad de buscar una en alquiler.

Humanos
Para operativizar el proyecto es necesaria la intervención directa de un profesional cualificado que garantice el buen desarrollo del mismo.

Materiales
Acondicionamiento de la vivienda adaptándola a las necesidades de los residentes.

Económicos
Fundamentalmente vendrán de los disponibles en Fundación Senda y los aportados por sus colaboradores.


Tiempo de permanencia

Será siempre temporal y transitoria.

CONTACTO

TE ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS